Imagen

Presentación del Libro “Derechos Humanos y Jurisdicción”

Cartel_Presentacion_Libro_2017 Corregido

Anuncios

Reseña crítica sobre el artículo intitulado “Percepción de la Democracia de los Jóvenes Mexicanos” de los autores Juan Antonio Taguenca Belmonte y Bernabé Lugo Neria.

Este artículo nos adentra en un ámbito de percepción que nos lleva a comprender sobre la democracia ideológica que habita en la juventud mexicana. Taguenca y Lugo se concentraron en construir un artículo tan objetivo como oportuno respecto a la opinión pública que trasciende en diferentes grupos socioeconómicos de jóvenes en México.

La obra logra visibilizar la importancia que tiene la injerencia de los jóvenes en las urnas, lo anterior porque si bien es cierto que el nivel de abstencionismo es costoso y alto, también es cierto que si el Estado trabaja el tema de la democracia electoral como pieza clave con la juventud y en específico a los primo-electores podría resolver la crisis de representatividad que sufrimos los mexicanos, esto quizá sería medularmente efectivo.

El trabajo de Taguenca Belmonte & Lugo Neria (2011), hace visible la forma tan distinta de cómo se gobierna a jóvenes, así como a los adultos; esto nos lleva a considerar una real distinción que habrá de desembocar en esas identidades que resultarán en una ciudadanía siu generis, tan singular como única.

Es menester hacer mención que esta obra nos conmina a reflexionar respecto a la posibilidad de considerar que, en la actualidad, los jóvenes mexicanos cuentan con un marco de referencia económico, social y cultural, el cual se encuentra permeado de una actividad intensamente tecnológica, e inmersa en un sistema de comunicación tan innovador que ha cambiado no solo la forma de comunicarnos, sino de informarnos.

Es interesante hacer notar que en el artículo de Taguenca Belmonte & Lugo Neria (2011), refiere el Informe sobre Desarrollo Humano 2002, en el cual se destaca el valor de la democracia, vinculándola e identificándola con el nivel de pobreza y desigualdad, lo anterior puede hacer inferir que si se generan condiciones de desarrollo podremos destacar un desarrollo ideológico democrático-electoral y también una democracia que genere desarrollo integral a todos y todas las jóvenes mexicanas.

Esta obra habrá de invitarnos a los lectores a una reunión con nosotros mismos, que digo reunión, una introspección densa que no sabremos librarnos de ese ingrediente reflexivo y conminante, el cual nos llevará a replantear la cuestión de los jóvenes como grupo integrante y valioso de nuestra democracia. Es entonces urgente la inclusión y comprensión de este grupo vulnerable.

Los autores citan a Anna Fernández, quien explica que entre los y las jóvenes que han accedido a la educación universitaria, tienen más incidencia y participación en movimientos sociales, lo que los ha llevado a convertirse en manifestantes y defensores de derechos humanos, incluyendo por supuesto los reclamos sobre temas vinculados con la vida democrática del país.

El articulo en comento no se limitó a describir temas como juventud mexicana, condiciones de desarrollo, democracia, educación, derechos económicos, sociales y culturales, sino que logró exponer los resultados de una investigación dela cual la hipótesis de partida es que la percepción delos jóvenes mexicanos sobre la democracia está relacionada con el nivel de estudios alcanzado, el nivel socioeconómico familiar y el desarrollo de la localidad en donde viven.

Respecto a las tres variables independientes que resultan de la proposición fueron el nivel de estudios juvenil, el nivel socioeconómico de la familia del joven y la tercera corresponde al desarrollo de la localidad del joven.

Dentro de las preguntas que se realizaron, se encuentra la de ¿para qué sirve la democracia?, esta pregunta correspondió en un 47.9% de los encuestados a que sirve “para elegir a los gobernantes”, seguido de la respuesta de que sirve “para resolver las injusticias en la sociedad”, esta última respuesta le correspondió a un 15.5% de los encuestados.

Siguiendo a la pregunta respecto a que ¿para gobernar el país, ¿qué es preferible?, el 54.8% de los encuestados eligió la respuesta de que “la democracia es preferible a otra forma de gobierno”, seguido de un 10.5% el cual respondió que “en ciertas circunstancias, un gobierno no democrático puede ser mejor”

Un aspecto muy relevante se ventila en la tercera pregunta de la investigación a la que refiere el artículo antes citado, y es que se ha desplegado el cuestionamiento de ¿Qué esperarías de la democracia?, a lo que un 30.9% manifestó no saber, seguido de un 21.5% que refieren “que se cumpla lo que se promete”.

Este último resultado nos lleva a considerar que, si bien es cierto que existe una apatía considerable respecto a los procesos democráticos-electorales, es también que ese 21.5% que exige un cumplir con las promesas de campaña, de lo anterior tenemos una respuesta por parte de los candidatos muy similar a un placebo, esto porque han concurrido a dejar asentado ante notario sus promesas de campaña, sin existir, por su puesto, sanciones contra el fraude que representa el incumplimiento.

Dentro de los apéndices que adjunta el artículo multicitado, es importante destacar que dentro de los que respondieron a la pregunta ¿para qué sirve la democracia?, y respondieron “para elegir a los gobernantes”, un 58.5% contaban con estudios profesionales. Ahora, de los que respondieron “para resolver las injusticias en la sociedad” asombrosamente un 58% contaba con estudios de maestría o doctorado.

Finalmente, de quienes respondieron a la pregunta ¿para gobernar el país, que es preferible?, dentro de los que respondieron “la democracia es preferible a otra forma de gobierno”, un 77.8% contaba con estudios de maestría o doctorado, a lo que un contraste en la respuesta de que “en ciertas circunstancias un gobierno no democrático puede ser mejor” sólo un 9.6% contaban con maestría o doctorado.

 

Conclusión

Es menester hacer mención que la democracia no se limita a un proceso electoral, sin embargo, son cuestiones tan elementales ciudadanas las que se han vinculado con el proceso de elección y representación público que resulta en ocasiones hacer que quienes no han tenido acceso a la educación profesional logren comprender la importancia de la democracia integral o esa que no se constriñe únicamente al tema electoral.

Siendo que nuestra juventud ha sido excluida por tanto tiempo en la cuestión pública y privada, resulta urgente la implementación de acciones afirmativas que logren que los jóvenes accedan a una vida de calidad, estando inmersos en condiciones de desarrollo y oportunidades reales que se traduzcan en bienestar.

Nuestra democracia en México goza de avances y retrocesos, lo anterior lo externo en virtud de las preocupantes manifestaciones por parte de quienes empujan a un cambio retrograda respecto a las modificaciones del Nuevo Sistema de Justicia Penal, esto último lo refiero porque este sistema penal forma parte de la construcción de una nueva democracia en México.

La pobreza, la falta de oportunidades y la discriminación que constantemente sufre en general la juventud en México deben acabar, lo anterior por el bien de todas y todos los que habitamos este país.

Bibliografía:

Taguenca Belmonte, J. A., & Lugo Neria, B. (2011). Percepción de la democracia de los jóvenes mexicanos. Política y Gobierno, XVIII(2), 179-230.

 

Programa Monetario 2016

Introducción.

En el presente ensayo abordaré brevemente la importancia que tienen las actuaciones del Banco Central en México respecto a la economía nacional abordando principalmente el Informe Trimestral Enero-Marzo 2016, publicado por el Banco de México.

Por lo anterior en el presente trabajo expondré y pondré a consideración las atribuciones que la Constitución le ha concedido al Banco de México y demás entes públicos, para proteger la economía de todas y todos los mexicanos.

Además, colocaré en la palestra la percepción empresarial, el crecimiento industrial manufacturero en Ciudad Juárez y su claro oscuro respecto a la inflación objetivo del Banco de México y la documentada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

 

Desarrollo.

En opinión de Samuelson & Nordhaus (2010), los bancos centrales de cada uno de los países son muy importantes para las economías abiertas, como lo es la mexicana; es en los bancos centrales donde se manejan los flujos de las reservas además del tipo de cambio. En este nivel de importancia radica también la vigilancia que ejerce respecto a lo que acontece en las finanzas internacionales.

En Banco de México (Banxico), tiene un mandato muy elevado para la nación mexicana, este se encuentra en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (CPEUM), básicamente en el artículo 28°, párrafo sexto, el cual refiere que “su objetivo prioritario será procurar la estabilidad del poder adquisitivo de la moneda nacional…”.

Este mandato es elemental para entonces entender que Banxico deberá trabajar la política monetaria a través de un programa monetario, el cual se habrá de sustentar en indicadores de inflación históricos e índice nacional de precios. A lo anterior, deberá sumarle el entorno económico y financiero del trimestre anterior inmediato, el cual deberá de incluir las condiciones externas y la propia evolución interna de la economía mexicana.

Es menester hacer mención que en el Informe Trimestral que publicó Banxico en el mes de mayo de 2016, refirió que respecto al trabajo que realizó, en el trimestre enero-marzo 2016 se dieron los siguientes resultados:

“…i) que la inflación haya permanecido durante 12 meses consecutivos por debajo del objetivo de inflación (3%)…

  1. ii) que las fluctuaciones cambiarias hayan tenido un bajo traspaso a precios… y

iii) que las expectativas de inflación…presenten un sólido anclaje en niveles cercanos a la meta permanente de inflación…”

(Informe Trimestral Enero-Marzo 2016, Mayo 2016)

Además, de acuerdo al Informe antes referido, en el primer trimestre del año 2016, nuestra economía se expandió respecto a la del trimestre anterior, a lo que Banxico hace énfasis a que este fenómeno se presentó aun con el nivel de inversión sin movimiento y con una demanda externa negativa.

Pero, ¿Qué pasa con la percepción por parte del sector empresarial respecto a nuestra economía?

Según la encuesta de Barómetro de Empresas elaborada por la Consultoría Deloitte, los empresarios percibieron una mejor economía en 2015 que en abril de 2016.[1]

Ahora, de acuerdo al Informe Así Estamos Juárez (2017), los establecimientos de la industria manufacturera en Ciudad Juárez, creció, de 319 en el año 2015 a 321 correspondiente al año 2016; llevando consigo un aumento en empleos de este sector, a lo cual se tenía 247,675 plazas ocupadas, pasando a 266,251 personas empleadas por el sector manufacturero en los mismos años, respectivamente.

Sin embargo, la tasa de inflación en Ciudad Juárez, según lo informa el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI)[2], fue de 4.79% en 2016; tomando en consideración que el objetivo de inflación de Banxico es del 3%, nos lleva a inferir que el índice de precios subió provocando una pérdida del valor del dinero.

En virtud de lo anterior y de acuerdo con Informe Trimestral Enero-Marzo 2016 (Mayo 2016), la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), este ente público exactor ha reiterado su compromiso para el proceso de “consolidación fiscal”, llevando dentro de su programa recortes al gasto programable para 2017 en una cantidad de 175 mil millones de pesos.

Es menester hacer mención, que el recorte antes mencionado no deberá afectar a programas sociales dirigidos a personas que pertenecen a grupos vulnerables, por ejemplo, personas víctimas del delito, comunidades indígenas, personas con discapacidad, personas en situación de migración, niñas, niños y adolescentes, personas en situación de pobreza, etc.

 

Conclusión.

La economía mundial tiene una dependencia muy importante con lo que sucede en economías abiertas, un ejemplo muy claro es lo sucedido en diciembre de 1994 en México, con la fuga de capitales[3], la gran deuda de Grecia[4] y las desaceleraciones de crecimiento que experimentó en el primer trimestre del año 2016 los Estados Unidos de América (EUA)[5].

Factores como lo antes mencionado suelen ser importantes para el diseño de una política monetaria mexicana.

Por lo anterior, la labor de Banxico tendrá que estar siempre en alerta de los mercados financieros internacionales, la actividad económica nacional, la actividad exportadora e importadora, las remesas recibidas principalmente de los EUA, las inversiones, la producción y por supuesto el Producto Interno Bruto (PIB).

Ahora, si nuestra Carta Magna en su artículo 31° fracción IV, refiere que es obligación de todas y todos los mexicanos “contribuir para los gastos públicos…”, lo que debe traducirse en que cada centavo entregado a las instituciones hacendarias del Estado Mexicano van directamente a aplicarse en beneficio de todas y todos los que habitamos México.

Y de acuerdo con Montesquieu (2015), “Todo Estado bien gobernado consigna en su presupuesto de gastos una suma destinada a casos imprevistos. Al Estado le sucede como a los particulares, que se arruinan si consumen todas sus rentas sin contar con los casos fortuitos”, de esta frase, es menester hacer mención que todo Estado moderno está obligado a prever en su presupuesto cualquier situación que pudiera causarle perjuicio a los gobernados o administrados, por ejemplo: “QUE NO HAYA POBREZA”.

[1] http://www.milenio.com/monterrey/Percepcion-economia-mexicana-mejora_0_730727214.html

[2] http://www.inegi.org.mx/est/contenidos/proyectos/inp/default.aspx

[3] http://expansion.mx/economia/2009/01/30/la-crisis-del-199495-y-la-actual-crisis

[4] http://www.eluniversal.com/noticias/internacional/cuanto-debe-grecia-sus-acreedores-internacionales_58603

[5] https://www.bbvaresearch.com/wp-content/uploads/2016/02/1602_SituacionEEUU_1T16_Global.pdf

 

Bibliografía:

Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (Vigésima Primera ed.). (2016). México: Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

Informe Trimestral Enero-Marzo 2016. (Mayo 2016). México: Banco de México.

Montesquieu. (2015). Del Espíritu de las Leyes. México: Editorial Porrúa.

Plan Estratégico de Juárez, A.C. (2017). Informe Así Estamos Juárez. Ciudad Juárez, México: Plan Estratégico de Juárez, A.C.

Samuelson, P. A., & Nordhaus, W. D. (2010). Economía. con aplicaciones a Latinoamérica (Decimonovena ed.). México: McGraw-Hill Interamericana Editores, S.A. de C.V.

Secretaría de Hacienda y Crédito Público. (2017). ¿Cómo se gastó #TU DINERO en 2016?, Ingresos, egresos y deuda del gobierno. México: Transparencia Presupuestaria.